sábado, 28 de julio de 2012

COMARCA DEL SOBRARBE


Hemos pasado unos días en la comarca de El Sobrarbe, concretamente en Albella, uno de los pueblos de la ribera del río Ara que todavía se mantiene, ya que la mayoría debido a la expropiación para la construcción  de un pantano que nunca se llegó a realizar se encuentran abandonados. Se asienta en pleno corazón del Pirineo Aragonés, y su naturaleza virgen se ha mantenido gracias a la dureza geográfica, conservando fantásticos lugares como la Peña Montañesa. Pintorescas poblaciones como Ainsa, cuyo casco histórico ha sido declarado Conjunto Histórico Artístico continúan ofreciendo  su arquitectura y tradiciones populares. Paisajes de abundantes bosques de robles y encinas te acompañan por toda la comarca.


Vista desde la casa rural Arana

Fiscal


Albella y el pueblo abandonado de Jánovas


En una de nuestras visitas nos adentramos en el Cañón de Añisclo, solo hay una palabra que se me ocurre ¡Espectacular!. Se trata de una profunda garganta, producto de la intensa acción erosiva del río Bellós. Existen numerosas cascadas y un frondoso bosque de encinas y hayas que te acompañan en todo el recorrido.
Desde Escalona nos adentramos por una pequeña carretera que discurre paralela al río y con un único sentido, aunque se realiza en coche, no te puedes resistir a detenerte y contemplar la belleza de estos lugares.
Cuando se llega al aparcamiento de la Ermita de San Úrbez , se puede hacer un pequeño sendero circular y visitar la Ermita que se encuentra en una cavidad rocosa,  tiene una antigüedad de cientos de años y es muy importante para los vecinos, se cuenta que iban en romería a pedirle lluvia al santo.






 Ermita de San Úrbez


El valle de Pineta, es otro de los lugares que visitamos, está situado al oeste de Monte Perdido y es un tremendo valle glaciar por el que discurre el río Cinca. A lo largo de 14 Km de carretera se sucede un paisaje lleno de belleza, donde los bosques y los pastos cubren las laderas de los montes. El valle está delimitado por  altas montañas desde las que descienden espectaculares cascadas, al final se llega a una explanada donde se encuentra la Ermita de Pineta.





Ainsa


Los pueblos que conforman el Valle de Chistau como Plan, San Juan de Plan, Gistain, … son de los que más conservan sus tradiciones ya que, al contrario que en otros lugares, no han tenido acceso por carretera hasta los años 30,. En su perímetro se encuentra el Parque de Posets y Madaleta.  El valle saltó a la fama por la “caravana de mujeres” de Plan, iniciativa de un grupo de hombres del valle para impedir que la despoblación ganase terreno e hicieron un llamamiento en busca de mujeres con quien formar parejas.
Se puede hacer el  sendero PR-HU 115 “Sendero trmático de l’Ausera” que discurre por espacios de abundante vegetación y con el sonido de las aguas del río Cinqueta acompañándote. Durante el recorrido se cruza el Puen Pecadó, es impresionante, con un desnivel  de más de 50 metros, se dice que en él eran arrojados los pecadores que la justicia condenaba. Una vez cruzamos el puente la senda discurre por la otra orilla del río por un bello bosque de ribera. Paneles interpretativos nos hablan de la flora autóctona y del ecosistema de ribera. Llegamos al Puen del Molí, lugar que conecta con la pista forestal de Biadós y desde allí regresar al punto de partida.






2 comentarios:

Pascual dijo...

Realmente los paisajes te invitan a permanecer en ellos, y te envuelven de tal manera, que se te hace dificil abandonarlos. Cómo debisteis de disfrutar. Un abrazo amigo.

JOSE LUIS dijo...

Por si fuera interesante o útil para esa Asociación o sus afiliados, tengo publicado el siguiente blog:
http://plantararboles.blogspot.com
Se trata de una guía breve y práctica para que los amantes del campo y la montaña podamos sembrar/plantar árboles, casi sobre la marcha, aprovechando las semillas que nos dan los árboles y arbustos autóctonos de nuestra propia región.

Salud,
José Luis Sáez Sáez