miércoles, 18 de julio de 2012

CAMINO DE SANTIAGO A FINISTERRE PASANDO POR MUXIA

Después de un pequeño descanso, obligatorio, por problemas informáticos con el ordenador de la Asociación, podemos volver a informar de los eventos pendientes a los socios y lectores de esta Web.
A finales del mes de abril y principios de mayo, la Asociación estuvo en el Camino de Santiago, en esta ocasión para hacer el tramo de Santiago a Finisterre pasando por Muxia.
El día 29 de abril, tres miembros de este grupo nos decidíamos a viajar, vuelo Ryanair desde Alicante a Santiago, llegando al albergue del Seminario Menor sobre las 18,00h, descanso, cena y a prepararse para el comienzo del camino.
Al día siguiente el desayuno lo hicimos por el camino en dirección a Negreira, a poco empezó a llover, pero era una lluvia buena para caminar y llegamos a El Alto Do Vento, donde paramos a reponer fuerzas, continuamos hasta llegar a Negreira donde dormimos en el albergue Lua, por la mañana desayunamos y sin parar de llover seguimos caminando hacia Olveiroa disfrutando de unos paisajes espectaculares, llegamos a Vilaseiro donde almorzamos muy bien. Entre lluvia, prados, vaquiñas y algún que otro descansillo, fuimos haciendo los 37 km de esta etapa, que es la mas pesada, por fin llegamos a las 20,30 h a la pensión rústica de nuestro amigo Loncho en Olveiroa, donde cenamos y por la mañana desayunamos antes de salir hacia Dumbria, aunque en esta ocasión salimos tarde ya que no paraba de llover y estábamos un poco cansados.
Etapa tranquila y de pocos kilómetros, seguía lloviendo y entre foto y foto y unas vistas que quitaban el hipo, llegamos a Dumbria y nos encontramos con un albergue que daban ganas de quedarse a vivir en el, ya posicionados, buscamos para comer y por la noche cenamos en el albergue.
Después de desayunar en el pueblo, salimos para Muxía, donde hicimos noche para al día siguiente hacer ya la última etapa del camino, es decir Finisterre, al salir, el camino estaba mas o menos señalizado pero al kilómetro ó kilómetro y medio empezamos a tener problemas en las indicaciones del camino, pero con el plano que nos dieron en Muxía poco a poco fuimos preguntando y con muchas dificultades llegamos a Lires, donde repusimos fuerzas y nos armamos de valor para llegar a Finisterre. Este tramo se nos hizo un poco pesado, pero ya una vez llegados al albergue de Finistellae, nos dimos un merecido descanso y nos organizamos para ir al Cabo a ver la puesta del sol y buscar un sitio donde cenar, aunque no llegamos a ir al Faro ya que el sol no se veía por ningún lado y seguía nublado y lloviendo, sí encontramos un restaurante donde comimos muy bien.
Al día siguiente, fuimos por fin a ver el Faro de Finisterre y hacer algunas fotos antes de regresar a Santiago. Una vez allí, utilizamos el último día para hacer una visita turística y hacer alguna compras para la familia.
Como cualquier peregrino sabe, el camino exige siempre un esfuerzo para llevar a cabo la peregrinación, en este viaje, el esfuerzo ha sido caminar toda la semana bajo la lluvia que no nos ha abandonado en todo el Camino a Santiago.
Gracias a mis compañeras Carmen y Guada por su buena convivencia y sus estupendas fotos.
Hasta el próximo Camino.

Llegada a Santiago.

Empezamos el camino.




Albergue de nuestro amigo Loncho.


Albergue de Dumbria.



Santuario de la Virgen de la Piedra en Muxía.






Cabo de Finisterre.


1 comentario:

Pascual. dijo...

Me traen buenos recuerdos. Un abrazo.